LA PERCA NEGRA O BLACK BASS

El Black Bass es una especie piscícola, de talla media, hasta unos 40 cm de longitud, sedentaria con preferencia por las aguas claras y relativamente cálidas, con vegetación abundante y escasa corriente. Depredador de invertebrados, peces y anfibios, principalmente, a medida que aumenta de talla, pudiendo llegar a capturar vertebrados ribereños, como micromamíferos y reptiles.

Su hábitat se encuentra en las masas de agua artificiales y las muy modificadas además de las masas creadas por las obras hidráulicas como embalses, pantanos y tramos de cursos fluviales entre embalses con el curso sumamente antropizado (manipulado por el hombre) y regulado por los regímenes de caudal marcados por las propias entidades gestoras de los embalses, así como en otros escenarios artificiales como charcas y graveras aislados de los cursos fluviales. Escenarios éstos artificiales en los que los peces autóctonos no tienen un biotopo adecuado a sus necesidades y en los éstos compiten con otras especies alóctonas (cangrejo rojo, percasol, alburno, gambusia, etc….), mejor adaptadas éstas a las condiciones biológicas de estos escenarios y que únicamente son reguladas sus poblaciones por la presencia de depredadores como el Black Bass y el lucio que interactúan con ellas limitando su gran capacidad de expansión.

Su presencia hoy es total en las aguas españolas y actualmente se extiende por más de cincuenta países de todos los continentes.

El Black Bass cumple una función ecológica importante, controla las poblaciones ictiológicas preexistentes y también limita la expansión de otras especies exóticas dañinas introducidas como la gambusia, la lucioperca, el pez sol, el pez gato, el cangrejo rojo americano, el alburno, etc.

ORIGENES DEL BLACK BASS EN ESPAÑA

En la década de los años cincuenta del siglo pasado, el Servicio de Pesca Continental, Caza y Parque Naturales (SPCCPN), llevó a cabo una suelta piloto de perca americana o Black Bass (Micropterus Salmoides), tras ser criada y estudiada en la piscifactoría de Aranjuez. Esta actuación fue seguida por otras muchas posteriores liberándose ejemplares en todo el territorio nacional a través de las distintas piscifactorías estatales.

Desde la piscifactoría “Las Vegas del Guadiana” en Badajoz y otras piscifactorías creadas al efecto en territorio español, se vino repoblando por el antiguo ICONA las aguas españolas con especímenes de Black Bass, criados en esas instalaciones hasta bien entrada la década del año 1980.

Al día de hoy esta especie está presente en la práctica totalidad de las aguas españolas, en embalses y zonas pantanosas que es su hábitat, por lo que el Black Bass forma parte de nuestra naturaleza y su antigüedad en España hace que se merezca un respeto y un trato fundado en la sensatez y en estudios neutrales con vistas de futuro para no errar.